¿Meditar? ¿Qué me dices?

La información está a la orden del día, todos estamos conectados, bueno todo occidente por lo menos. Párate a pensar en la cantidad de información que recibes por ejemplo al revisar tus notificaciones al despertar. ¿Qué cantidad de noticias, alertas, anuncios… puedes llegar a ver en ese rato? Si te pasa como a mí, bastantes. Y pienso, pero si no le presto atención, no la leo. Eso es lo que tú crees, si indagas un poco en Internet descubrirás que nuestro cerebro posee una parte consciente y otra inconsciente, esta última procesa no sé cuántos millones de veces más información que la consciente. Esto quiere decir para quién no lo halla captado, que la mayoría de información que procesamos a lo largo del día la asimilamos sin darnos cuenta.

No estamos acostumbrados a este ritmo

Vi en un programa sobre el espacio que, si comparamos la edad de la tierra con las 24 horas de un día, es decir, si la historia de la tierra la resumiéramos en 24 horas, el tiempo que llevamos “avanzados”, viviendo en grandes masas poblacionales, con una gran industria y ya no te hablo de Internet. No llegaría a unos segundos.

Entonces ¿Qué hacia el hombre sin tanta distracción? Imagino que aparte de hacer lo que le tocara hacer, habría momentos en lo que no hacía nada. Podemos basarnos en no hace mucho, cuando ni siquiera había televisión o radio. Pero me voy aún más atrás. Cuando vivíamos en cavernas o tribus. ¿Qué hacían ellos? Pues cazar, protegerse del frío, otras tribus o algún tigre, procrear y poco más. Esto quiere decir, que la mayoría del tiempo no hacían nada con el propósito de reservar la energía que le dio su última caza, y usarla para la próxima. A sí que tengo una buena noticia para quién cree que es flojo, todos somos flojos, todos tenemos ese mismo sentimiento porque es condicionado de nuestros antepasados, como fueron flojos, ahorraron más energía, para afrontar los posibles problemas, los resolvieron y obtuvieron descendientes como tú y yo. Pero para nada eso es una excusa, ya no vivimos en la cueva, tenemos que reprogramarnos poco a poco.

Y ¿todo esto que tiene que ver con la meditación?

Cuando oímos meditación, pensamos en un tipo oriental, sentado en el suelo con las piernas cruzadas, con las manos en una posición guapa y diciendo algo así como “ommmmm, ommmmm”. A la vez que pensamos también ¿Qué se habrá tomado o fumado? Y bueno no te digo que nada, pero nada nada más fuera de la realidad.

En resumen, meditar es no pensar, es dejar de lado el bullicio social y estar en el momento. Aprender a desconectar la mente como si de un aparato eléctrico se tratara. Piénsalo, tu cerebro no deja de funcionar desde que naces hasta que te enamoras… noo coñas aparte, enserio, piénsalo, está en constante funcionamiento. Si no es usado expresamente para una tarea, él está ocupado recordando el pasado o imaginando un posible futuro, y con tanta fuerza que esos pensamientos pueden afectarnos emocional y físicamente.

¿Y cómo dejo de pensar? Obviamente necesita aprendizaje y constancia para dominarle. Pero puedo resumírtelo en algo así como “estar presente”.

Siéntate, túmbate o ponte como quieras, solo ponte como mas cómodo estés.

Puedes cerrar o abrir los ojos, igual, al gusto del consumidor.

Empieza a respirar hondo, pausado y relajado. Comienza a centrar tu atención, en el aire que entra y que sale.

Pon tu atención en el cuerpo, en cada parte de él. Siente tu peso, tus pies en el suelo.

Pon atención en el espacio que te rodea. Pase lo que pase, aunque haya sonidos molestos. No juzgues solo observa.

Pruébalo, y piensa que has sentido. Ese proceso lo puedes repetir las veces que quieras el tiempo que quieras.

Te darás cuenta de que tu mente te lanzara pensamientos de todo tipo, no le gusta la inactividad. Y tu simplemente, lo observaras y volverás a centrar tu atención en la respiración.

Imagínate con el tiempo, cuando lo domines. Como te puedes sentir después de haber desconectado tu cerebro por un momento. Ninguna preocupación, problema o situación por un momento.

Yo te digo que es mejor que un café. Si te animas a probarla, uso una app que encontré y es bastante buena. Está en inglés, pero es fácil de entender. Para empezar lo mejor es ir guiado.

https://www.headspace.com/headspace-meditation-app

Descárgatela hombre Y conectas con tu primo primitivo, al cual, le gustaba mucho no hacer nada, como a ti. ¿Por algo seria verdad? 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.