¿Tienes miedo?

El miedo solo existe en el mecanismo de la mente. Estamos tan identificados con ese mecanismo que hemos olvidado por completo el significado de mecanismo, valga la redundancia.

Es solo la mente, y la mente a mi parecer no es otra cosa que lo que hemos aprendido de los demás, de la sociedad… es decir, el condicionamiento.

Obsérvalo bien, fíjate que el miedo no viene de uno mismo. Alguien te hizo temer a lo desconocido, al amor, a los retos… Y posiblemente esas voces que oías provenían de tu familia, de tus amigos, de tus profesores. Quizás en ese momento no les faltaban razón, pero ya somos mayorcitos, ese software está un poco des actualizado. Eras pequeñ@, a veces se necesitaba de esos consejos si querías sobrevivir.

Siempre que te encuentras con algo nuevo, tu mente te dice: ¡un momento! ¿esto qué es? Esto es muy extraño, es algo que nunca antes habías hecho. ¡no hagas nada que no hallas hecho antes! Es jodido, ¿Quién sabe lo que podrá suceder?

Pienso que la mente quiere evitar errores, mientras que la vida va a través de ellos, simple y llanamente. Voluntaria o involuntariamente, seguimos cometiendo errores, escojamos ese camino o el otro. La vida quiere aprender, y la mejor fórmula para ello es cometerlos.

Observándome un poco veo que todos mis miedos son producto de la identificación.

Cuando quieres a alguien, por ejemplo, a la vez sientes miedo: esa persona puede dejarte. Seguramente ya haya dejado a alguien antes de estar contigo; ya hay un historial puede que te pase lo mismo.

Sientes un apego tan grande, que no puedes entender el hecho de que al mundo has venido solo. Antes vivías sin esa persona, estabas perfectamente. Sabes lo que es estar solo, podrás volver a estar solo.

Miedo a que mañana puedan cambiar las cosas, a que pueda morir, a que pueda arruinarme, cientos de cosas. Pero a poco que observes, ayer también tenías los mismos miedos. Y si pueden que las cosas hayan cambiado, pero sigues vivo moren@.

Llevándolo al extremo, qué más da incluso que se acabe el mundo, ¡nos vamos acabar con él!, se arreglaría el problema de la crisis, por ejemplo, jeje.

Bromas aparte. Todos llevamos una especie de coraza. Leí un artículo que decía que parte del miedo que tenemos viene del condicionamiento no olvidado de los nueve meses en el vientre materno, donde estamos completa y absolutamente fuera de toda preocupación.

Para nosotros son nueve meses, para el feto una eternidad, no conoce el tiempo para poder contabilizarlo.

Es normal que tengamos miedo, venimos de vivir en seguridad absoluta.

Cuando alguien sabio sabio dijo: “la inseguridad es el material con el que está hecha la vida”

Simplemente el osito que pueda llevar un niño a todas partes, lo refleja. ¿Crees que es solo un juguete? Para ti lo será, para el niño es un amigo, alguien que está ahí cuando este oscuro, cuando no hay nadie.

Y alguien mayor puede pensar que no tiene peluche, aunque… ¿Qué es tu dios? ¿tu político? ¿tu famoso?… 😉

Uno intenta dominar el miedo, eliminarlo, pero viendo los antecedentes lo veo tarea difícil.

Lo único que podemos hacer es comprenderlo. Si intentas dominarlo, se ocultará más hondo. Si intentas eliminarlo, imposible, fíjate en la energía física que te proporciona tanto en la ira como en el terror. ¿Cómo eliminar eso por completo?

No veo otra forma más que investigarlo, sin juzgarlo. Comprensión es la palabra clave. Si piensas desde el principio que es malo.

¿Cómo vas a comprender a alguien con quien no te llevas bien?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .