El amor duele y otros malentendidos

A nadie le duele el amor nunca. Y si te parece que el amor te ha hecho daño, la que se siente herida no es tu capacidad de amar, si no otra cosa. Nunca nos damos cuenta de esa cuestión por lo que la mayoría seguimos andando en círculos.

Probablemente eso a lo que denominas amor oculta en su interior muchas características carentes de amor. La mente humana es muy astuta cuando se trata de engañar a los demás y aún mas astuta cuando trata de engañarte a ti mismo. La mente pone etiquetas bonitas a cosas feas para intentar tapar esas heridas. Ahí que entender esto si se quiere tener una idea de lo que en realidad es el amor.

El amor tal como se utiliza el termino comúnmente, no es amor, es deseo. Porque se que es deseo y no amor, muy fácil; solemos tratar a la otra persona como un objeto. Si buscas deseo en el diccionario encontraras esto: “Interés o apetencia que una persona tiene por conseguir la posesión o la realización de algo”.

Cuando hablamos de conseguir la posesión, también existe la posibilidad de no conseguir. Por lo que ambas llevan consigo mismo su correspondiente emoción, euforia, alegría… si conseguimos. Decepción y tristeza si no conseguimos o perdemos.

Este mismo deseo de conseguir y mantener a la persona que queremos, nos a vuelto neuróticos. ¿Durante cuanto tiempo podrás fingir que es amor?, ahí quien lo logra toda una vida y puedes verle la cara, no parece muy contento. Suelo oír ” niño no te cases!!! niño soltero se esta muy agusto!!”.

La gracia es que el problema no es el amor, el problema es haberte aproximado desde el principio con deseo pensando que era amor. Para colmo esos atisbos de amor que hay, porque los hay, no queremos que se nos escurran por las manos, por lo que nos hemos inventado la brillante idea de que el amor debe ser permanente, o por lo menos esa sensación.

Esta idea es muy peligrosa. Te la inculcan desde pequeño, pero en la vida no hay nada permanente. Las flores florecen por la mañana y por la tarde desaparecen. La vida es un flujo continuo. Esta idea de permanencia destruirá subconsciente mente toda tu vida.

Esperas el amor eterno de una mujer a ti y viceversa. Date cuenta que entonces el amor se vuelve algo secundario, la permanencia de este se vuelve lo principal.

Pero amigo el amor es una flor tan delicada que no puedes forzarla a ser permanente. Si, puedes comprar flores de plástico; eso es lo que todos tenemos; matrimonios, familiares, parientes, niños… El plástico tiene una cualidad intrínseca, que es permanente, por eso gusta tanto.

El amor verdadero es tan incierto como la vida. No puedes afirmar que mañana sigas aquí. Ni siquiera si sobrevivirás al siguiente momento . Tu vida esta cambiando continuamente, el amor verdadero también lo hará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .